Tag Archives: INTEC

Urge aprobación de Ley que crea Sistema Integral para prevenir, atender y erradicar violencia contra la mujer

Líderes del movimiento feminista dominicano, así como funcionarios de la Procuraduría General de la República y del Ministerio de la Mujer afirmaron ayer que urge la aprobación del proyecto de ley que crea el Sistema Integral para la Prevención, Atención, Sanción y Erradicación de la Violencia contra las Mujeres, al participar en un seminario celebrado en el Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC).

Tras afirmar que el flagelo de la violencia “sigue siendo tan grande y dramático, en términos de tamaño y características, que requiere mayor atención y un abordaje que ataque sus raíces”, la coordinadora del Centro de Estudios de Género del INTEC, Lourdes Contreras, consideró que el país demanda un mensaje de Estado en el que los poderes Ejecutivo, Judicial y Legislativo establezcan una agenda, que conecte con las alcaldías y los medios de comunicación, para lograr el fin de los feminicidios y todo tipo de violencia contra las mujeres.

Destacó que en lo que va del año, la ola de violencia ha cobrado la vida de más 49 féminas por lo que urge que el poder legislativo ordene, instruya, mande y ofrezca una orientación de cómo y con qué mecanismos frenarla.

Al participar del Seminario “Análisis acerca del proyecto de Ley que crea el Sistema Integral para la Prevención, Atención, Sanción y Erradicación de la violencia contra las mujeres”, la abogada e investigadora Susi Pola Zapico, dijo que, aunque la Ley Sobre Violencia Intrafamiliar (24-97) fue una “verdadera revolución legislativa”, porque con su promulgación se reformó el Código Penal para tipificar como delito a la violencia contra las mujeres, tanto la intrafamiliar como la sexual, la misma no ha impactado en la reducción de los feminicidios.

Pola advirtió que la Ley 24-97 no establece un presupuesto nacional identificado y transparente para prevenir, atender y contener la violencia contra las mujeres. “Los recursos financieros en los diferentes programas e instituciones, aún del Estado, son puntuales y dependen de apoyos internacionales, la mayoría de las veces”, argumentó.

Dijo, además, que tampoco existe un presupuesto claro para el resarcimiento de las víctimas, pero sí la posibilidad de alguna acción muy puntual. Explicó que el país no cuenta con una política dirigida a la compensación, restablecimiento, recuperación y rehabilitación de las víctimas. Manifestó que, de aprobarse la ley, sometida en el Senado por el legislador Félix Bautista, en 2012, el Estado estaría obligado en crear estructuras operativas para que se den servicios de protección a las mujeres.

Al participar en un seminario en el que analizaron las ventajas de una legislación que aborde de manera integral la violencia y garantice el ejercicio pleno de los derechos humanos por parte de las mujeres, Carmen Pérez, Directora de Articulación del Ministerio de la Mujer, sostuvo que la Ley 24-97 ha jugado su papel, pese a que la violencia contra la mujer, lejos de disminuir ha aumentado.

No obstante, la funcionaria advirtió que antes de promulgar el proyecto de ley es necesario realizar cambios al texto aprobado por el Senado, “aun cuando estos nos parecen muy importantes, correríamos el riesgo de perder lo ganado en esta larga batalla, además de sus implicaciones en términos de tiempo”, enfatizó.

Entre esos aspectos, Pérez destacó que la redacción actual tiene algunas definiciones, sobre todo las relacionadas con el concepto de género que son confusas y contradictorias. Observó necesario la inclusión de algunos principios y su definición tales como el de acceso a información oportuna, de orientación sexual, violencia intrafamiliar y de feminicidio. El evento contó con la presencia de Sonia Diaz, viceministra de Políticas de Igualdad del Ministerio de la Mujer; Elías Muñoz, gerente de Asuntos Corporativos de Philip Morris Dominicana y Elsa Alcántara, decana del Área de Ciencias Sociales y Humanidades de INTEC. También participaron representantes del Ministerio de Educación, Ministerio de Salud Pública, Ministerio Público y el Consejo Nacional de la Niñez (CONANI).

Científicos del INTEC fabrican baterías de mayor rendimiento y menos dañinas al ambiente

Científicos del Laboratorio de Nanotecnología del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC) fabricaron nanoestructuras de baterías recargables de iones de Litio, que ofrecen mayores niveles de eficiencia y capacidad que las creadas por otros métodos más comúnmente empleadas en el mercado, y que a la vez son menos dañinas al medio ambiente.

 

El doctor Melvin Arias, encargado de la investigación y del laboratorio, explicó que a través de un estudio que duró cuatro años, su equipo pudo optimizar la estructura de las baterías que son empleadas en celulares, computadores portátiles, agendas electrónicas y otros equipos tecnológicos.

 

Adicionalmente, las baterías fabricadas en base a un compuesto de Litio tienen un proceso de fabricación más económico que las de Litio Cobalto. También, lograron recubrirlas de un material que garantiza que no pierdan capacidad de carga, un problema común en todas las baterías.

 

Arias explicó que en el diseño de la nueva estructura, los investigadores emplearon el nuevo Microscopio de Barrido Electrónico con que cuenta el laboratorio, una tecnología única en el país, con el objetivo de estudiar otras nanoestructuras, al igual que multidopajes con metales de transición y diversos procesos de fabricación para aumentar la eficiencia de las baterías.

 

El estudio “Nanoestructuras para baterías recargables de ion-litio mediante electrospinning a partir de sol-gel” inició una nueva línea de investigación en el país y, además del componente científico, incluyó elementos académicos: como la promoción de intercambios, el involucramiento de estudiantes de ingeniería, química y física como colaboradores, y la asesoría de varias tesis de grado y postgrado en base al proyecto.

 

También, añade aspectos de infraestructura tecnológica, que ha generado el equipamiento del Laboratorio de Nanotecnología del INTEC, con equipos tecnológicos únicos en el país.

 

La investigación continúa con otros proyectos, procurando extender las nanoestructuras en 2D a otros nanomateriales funcionales, tanto para baterías como para el tratamiento de aguas contaminadas. El Laboratorio también trabaja en el desarrollo de equipos para la síntesis de nanoestructuras.

 

Las primeras baterías recargables de Ión Litio fueron puestas en el mercado a principios de los años 90 y son consideradas como la base para la creación y los avances de muchos de los equipos tecnológicos de uso diario como los celulares, reproductores de música, computadoras portátiles y otros. Se destacan en el mercado porque ofrecen una buena relación de precio por cantidad de almacenamiento.

Capacitan a unos 80 microempresarios y microempresarias en prevención de la violencia y el abuso infantil

Colmaderos, saloneras, barberos, dueños de cafeterías, modistas y otros microempresarios y microempresarias barriales de la provincia de Azua y el municipio de Santo Domingo Oeste fueron capacitados por el Centro de Estudios de Género del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC) y la Fundación Banco ADEMI en prevención de la violencia de género y el abuso infantil.

El Centro de Estudios de Género del INTEC y la Fundación Banco ADEMI enfocaron la capacitación en Azua y Santo Domingo Oeste

Un total de 56 mujeres y 24 hombres recibieron charlas y cursos para convertirse en redes de apoyo que darán respuesta rápida a los casos de violencia que suceden en su entorno, contra mujeres, niños y niñas. Estas personas informarán a las autoridades pertinentes como son los ministerios Público, de la Mujer y de Salud para tomar medidas a tiempo, además de que están en la capacidad de orientar a la persona abusada para que se empodere y denuncie su caso antes de que ocurra una tragedia.

En un acto de presentación del proceso y de intercambio de experiencia, realizado en la sala Julio Ravelo de la Fuente de la biblioteca Emilio Rodríguez Demorizi del INTEC, Lourdes Contreras, coordinadora del Centro de Estudios de Género, aseguró que la violencia contra la mujer y el abuso infantil no son problemas mediáticos ni de percepción, sino más bien flagelos que demandan respuestas sociales, no solo jurídicas y de atención en el sistema de Salud.

En ese sentido, consideró que los dueños de pequeños negocios en los barrios son los actores ideales para lograr la prevención y detección temprana de los casos, ya que muchas veces la persona abusada se rehúsa a denunciar por falta de información. Además, abogó por la modificación de la ley 24-97 sobre Violencia Intrafamiliar por una más integral que permita combatir el flagelo desde todas sus aristas.

Asimismo, Flavia Infante, coordinadora de Proyectos de la Fundación Banco ADEMI, afirmó que con estas capacitaciones a los microempresarios pretenden educar y fomentar la erradicación de la violencia contra la mujer y el abuso infantil.

“Desde hace cinco años hemos apoyado el proyecto del Centro de Estudio de Género del INTEC, primero educando a las personas, las familias, y las comunidades; más adelante desarrollando habilidades en mujeres para que puedan tener sus propios ingresos y no dependan de un hombre, que sean independientes económicamente para que no entren en relaciones peligrosas”, precisó.

Mientras que Natividad López, encargada del Departamento de Atención y Prevención de Violencia del Ministerio de la Mujer, consideró que el trabajo de las Redes es una estrategia de las más poderosas para prevenir la violencia.

“Esta dinámica se desarrolla en las comunidades, involucra a gente que hace vida en los barrios y les duele lo que pasa ahí porque son sus amistades, las escuelas donde van sus hijos”, afirmó y valoró que con este recurso que une a todos los actores se pude lograr reducir los feminicidios y abusos contra niños y niñas.

Este esfuerzo es expresión del vínculo academia-empresa-comunidad a través de la Fundación Banco ADEMI, ha contribuido al desarrollo de esta iniciativa, y motivado a personas socias de sus proyectos, a que participen en labores de este tipo.  Con la iniciativa, que empezó en 2011 se han capacitado a más de tres mil microempresarios y se han constituido redes de apoyo en Azua, y los sectores Herrera, María Auxiliadora y Santo Domingo Savio.

En la actividad las microempresarias capacitadas advirtieron que el factor económico influye para que la mujer soporte la violencia por parte de sus maridos o parejas, además indicaron que muchas féminas solo entienden como maltrato los golpes más no el abuso psicológico. “Hay mujeres que aguantan de todo por el dinero que le da el hombre, pero yo me pregunto: ¿cuántas liposucciones o cuántas yipetas vale mi vida?”, cuestionó una de las participantes.

Principales problemas de salud en RD son menos investigados

Los temas más investigados del sector Salud en República Dominicana en años recientes no se corresponden con los principales problemas de salud que afectan a la población, revela una investigación del Centro de Bioética del Área de Ciencias de la Salud del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC).

Un estudio del INTEC revela que las farmacéuticas internacionales lideran esa actividad en el país y plantea la necesidad de elaborar una agenda nacional de investigación, con asignación de recursos

El informe “Brechas de Investigación en Salud en la República Dominicana: un análisis de los estudios implementados durante el periodo 2009-2013” de los investigadores Julio Canario, Jefrey Lizardo, Roberto Espinal y Manuel Colomé, sostiene que durante esos cinco años menos del 2% de los proyectos trataron sobre las primeras cuatro causas de Años de Vida Ajustados en función de la Discapacidad (AVAD) en el país, que son: las complicaciones del nacimiento, la enfermedad isquémica de corazón, los accidentes de tránsito, y los accidentes cerebro-vasculares.

“Estos quedan relegados en materia de investigación”, según explica Canario, profesor de la maestría de Bioética del INTEC y miembro del Centro de Bioética del INTEC.

AVAD es una medida compuesta que calcula cuántos años de vida pierde una persona que muere de forma prematura debido a enfermedad y cuántos años de vida pierde por vivir con una calidad de vida inferior a la óptima.

La investigación detalla que el VIH/SIDA, que causa el 0.83% de AVAD en mujeres y 1.29% en los hombres, es el tema más investigado en el país representando al 22% de las áreas investigadas, en tanto que las infecciones de vías respiratorias causantes del 3% de AVAD en mujeres y hombres se ubican como el segundo tema más investigado (4%).

“El aspecto más importante mostrado en este estudio es que los proyectos llevados a cabo en el país en los últimos años no representan el interés nacional directo en términos de control y prevención de enfermedades”, puntualiza el informe de investigación.

Los hallazgos indican además que de 313 investigaciones identificadas en República Dominicana durante el período 2009-2013 se encontró que un 56% fueron financiadas por empresas farmacéuticas internacionales (198 ensayos clínicos y 113 estudios observacionales).

A juicio de los investigadores, el aumento en la implementación de ensayos clínicos en el país es una buena noticia pero de especial preocupación, debido a que en República Dominicana no existe una ley que regule los ensayos clínicos, y la capacidad de las autoridades locales para el monitoreo de estos estudios es limitada y poco coordinada con una estrategia nacional.

“Algunas investigaciones han sido vetadas en países desarrollados pero aprobadas en países pobres en los cuales no existen políticas claras y las leyes son laxas al respecto”, advirtió Canario, quien representó al país ante cientos de especialistas durante el XI Congreso Brasileiro de Bioética, el III Congreso Brasileiro de Bioética Clínica, y la III Conferencia Internacional sobre Enseñanza de la Ética de la Asociación Internacional de Enseñanza en Bioética (IAEE, por sus siglas en inglés), celebrados en Curitibia, Brasil, y en el Global Forum on Bioethics in Research, que se realizó en Francia, a finales del año pasado.

La investigación utilizó como fuentes el registro de investigaciones sometidas al Consejo Nacional de Bioética en Salud (CONABIOS), las financiadas por el Ministerio de Educación Superior, Ciencia y Tecnología (MESCyT), el Registro Internacional de Ensayos Clínicos, así como el levantamiento de información en centros de investigación, universidades y la consulta directa a investigadores.

Canario cita que países como Costa Rica, México, Brasil, Colombia, Argentina, entre otros de la región cuentan con Sistemas Nacionales de Investigación y de Regulación ética que protegen la participación social de sus poblaciones vulnerables, incluyendo a las indígenas, comúnmente afectadas por su participación en proyectos de investigación.

“Estos hallazgos apuntan a la necesidad de elaborar una agenda nacional y asignación de recursos para la salud como sector y específicamente para la investigación en salud que ha sido vista como un accesorio, más que como una necesidad de desarrollo y como mecanismo de aseguramiento de la gestión de la calidad de los servicios de salud”, enfatizó Canario.

Descubren 200 nuevos asentamientos indígenas en República Dominicana

 

Más de 200 asentamientos indígenas han sido localizados en el norte y noroeste de República Dominicana, a partir de un estudio internacional que sigue la ruta que originalmente recorrió Cristóbal Colón en 1494 para internarse por primera vez en el corazón de la isla Española.

La investigación, auspiciadapor la Unión Europea a través del proyecto “Nexus 1492, Encuentros del Caribe con un Mundo Globalizado”, intenta arrojar también nuevas luces para comprender la interacción entre la diversidad de comunidades indígenas que poblaron la región antes de la llegada de los europeos (siglos XIII y XV) y las transformaciones culturales y sociales que sufrieron.

El estudio, que es dirigido por científicos de la Universidad de Leiden y de la Universidad Libre de Amsterdam, en Holanda, tiene como contraparte nacional a expertos del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC) así  como del Museo del Hombre Dominicano, el Ministerio de Cultura y el Ministerio de Educación.

Además de los 200 asentamientos, el estudio ha permitido profundizar en la distribución de las aldeas indígenas, antes y durante el periodo de contacto hasta ahora poco conocida, y que se caracterizan por plataformas, muros de tierra y montículos que evidencian múltiples actividades respecto al medio ambiente en el que se vivió en esos lugares.

“Pensamos que debemos mostrar al mundo que las redes de los indígenas, la vida de los indígenas, fue muy importante para el proceso de colonización europeo”, explica la directora del proyecto, la doctora Corinne Hofman, profesora de arqueología caribeña y decana de la Facultad de Arqueología de la Universidad de Leiden.

La migración precolombina, el intercambio y la interacción son tres factores que han aflorado a través del proyecto “Nexus 1492”, que involucra a alrededor de 50 investigadores en diferentes disciplinas (arqueólogos, expertos en ciencias naturales y sociales, en informática y en patrimonio, entre otros) y de diversos países europeos, además de República Dominicana, Haití, Cuba, Guadalupe, Dominica, Grenada, St. Kitts, St. Vincent, Saba, Venezuela y Brasil. La investigación culmina en 2019.

El Grupo de Investigación del Caribe de Nexus 1492 se ha convertido en el mayor proyecto de investigación académica que se enfoca en el patrimonio indígena de la región, de acuerdo con Hofman y los investigadores principales, los profesores Gareth Davies, de la Universidad Libre de Amsterdam, y Ulrik Brandes, de la Universidad de Konstanz, Alemania.

“Nunca se había hecho un estudio macro de la región”, dice el doctor Jorge Ulloa, arqueólogo investigador del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC) y encargado del Departamento de Arqueología del Museo del Hombre Dominicano (MHD), que también participa en el estudio.

El proyecto inició en 2013 y ha recibido financiamiento del Consejo Europeo de Investigación del Séptimo Programa Marco de la Unión Europea.

Ulloa explicó que la investigación, en lo concerniente a República Dominicana, abarca una superficie de unos 7,320.7 kilómetros cuadrados en las provincias de Montecristi, Puerto Plata, Valverde y Santiago, entre la región conocida desde antes de la llegada de los europeos como Cibao, y la cordillera Septentrional, una cadena de montañas que corre paralela a la costa norte del país.

Mujer dominicana enfrenta brechas para disfrute de sus derechos

 

En la República Dominicana persisten brechas de género en el ejercicio de los derechos humanos que limitan el acceso de las mujeres a participar en igualdad de condiciones en la toma de decisiones, a tener ingresos justos y a ejercer de forma plena sus derechos sexuales y reproductivos.

 

El Centro de Estudios de Género del INTEC propone una encuesta nacional sobre el uso del tiempo de las personas, para determinar el tiempo de trabajo remunerado y no remunerado según la condición de género

 

Tales limitaciones repercuten en el desarrollo económico sostenible y social del país, y en la consolidación de la democracia representativa y participativa, advierte el Centro de Estudios de Género del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (CEG-INTEC) en un documento presentado en una conferencia de prensa, a propósito de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer.

El análisis, titulado Brechas de género: entre el dicho y el hecho de la autonomía de las mujeres en la RD”, revisa los principales problemas que resultan de las desigualdades entre hombres y mujeres, con estadísticas actualizadas. Agrupa los avances y retrocesos de la autonomía de la mujer en tres ámbitos: económico, físico (salud y violencia) y en la toma de decisiones.

La presentación del documento estuvo a cargo de Lourdes Contreras y Desirée del Rosario, coordinadora general y coordinadora académica del CEG-INTEC, respectivamente; José Feliz Marrero, vicerrector académico y Elsa Alcántara, decana del Área de Ciencias Sociales y Humanidades de la academia.

Durante el encuentro, Contreras precisó que la política pública en el país debe tener en cuenta las tareas de cuidado culturalmente asignadas a las mujeres, y que  exigen de éstas un alto porcentaje de su tiempo diario; un trabajo no pagado.

“Es necesario que el tiempo dedicado a la atención y al cuidado dentro de los hogares sea cuantificado como trabajo que genera riqueza, que forme parte de las cuentas nacionales y por tanto parte del PBI del país”, afirmó Contreras.

Ante esta situación, el CEG-INTEC propuso que el Sistema Nacional de Información -SISDOM- disponga como prioridad el levantamiento de una encuesta nacional sobre uso del tiempo de las personas, para lograr conocer información sobre el tiempo de trabajo remunerado y no remunerado según la condición de género. Esto permitirá disponer datos precisos, orientadores para tomar decisiones de políticas económicas y sociales y en particular para el Sistema de la Seguridad Social, en referencia a sus diferentes regímenes.

Subraya el CEG-INTEC que contar con este tipo de información estadística podrá contribuir de manera decisiva a hacer  efectivo  el mandato constitucional establecido en su Art. 55 numeral 11 sobre el reconocimiento del “trabajo del hogar como actividad económica que crea valor agregado y produce riqueza y bienestar social, por lo que se incorporará en la formulación y ejecución de las políticas públicas y sociales”.

Economía, cuerpo y decisiones políticas

En cuanto a la autonomía económica y la pobreza, el documento señala que, a pesar de la tendencia a reducción de la proporción  de mujeres dominicanas sin ingresos propios, todavía 31 de cada 100 mujeres dependen económicamente de otras personas para su subsistencia. De igual manera, estimaciones de la CEPAL indican que el ingreso promedio de la mujer dominicana representa el 71.1% del ingreso promedio de los hombres a nivel nacional.

Sobre la autonomía física, indica que la mortalidad materna fue proyectada en 2015 a una tasa de 107.7, es decir 30 puntos porcentuales sobre el promedio de la región. La principal causa de muertes maternas se atribuye a razones obstétricas directas (71%) seguida por toxemia (22.5%), hemorragias (15%) y abortos (13%), lo que se relaciona a la penalización del aborto en todos sus causales.

La violencia también es un obstáculo para el desarrollo de las mujeres para una vida plena y de igualdad. A pesar de que se registra un considerable aumento en la cantidad de denuncias de violencia intrafamiliar, de género y por delitos sexuales (67,187 casos al 2015), llama la atención la baja cantidad de órdenes de protección emitidas (15,093), y en especial los limitados resultados de estas órdenes que en la mayoría de los casos no son efectivas, y alertan a los agresores para evadir la justicia.

Con relación a la autonomía en la toma de decisiones, el centro advierte que – a pesar de que se ha avanzado en la creación de un marco jurídico nacional a  favor de la igualdad y la equidad (Artículo 39 de la Constitución, adhesión del Estado dominicano a las Conferencias Mundiales de la Mujer, y regionales de la mujer de CEPAL, las convenciones sobre derechos humanos, objetivos de desarrollo del milenio, entre otros) – existe una amplia brecha en la participación de las mujeres en los cargos de toma de decisiones en los distintos poderes del Estado con relación a los hombres.

El documento refiere al fortalecimiento del sujeto social MUJERES como movimiento consciente que reclama ejercicio de derechos y se posiciona frente a las instancias con responsabilidad para la garantía y respeto de los mismos, y a dos retos básicos del Estado dominicano frente a las desigualdades e inequidades de género: 1) el logro de los indicadores de género de la Estrategia Nacional de Desarrollo -END-, en tanto responsabilidad de todas las sectoriales del gobierno central y 2) la adecuación del marco legal de las políticas de género, a fin de mejorar la calidad de la atención a la maternidad libre y segura, la sexualidad sana y placentera y una vida libre de violencia, todo lo cual se halla dentro de la agenda inconclusa en el  Congreso Nacional.

Escuela de Negocios del INTEC recibe acreditación de calidad internacional de la IACBE

Los programas de grado y postgrado de la Escuela de Negocios del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC) recibieron la acreditación de la International Assembly for Collegiate Business Education (IACBE) luego de aprobar un riguroso proceso de evaluación de casi dos años.

La prestigiosa entidad evaluadora acreditó once programas de grado y postgrado del Área de Negocios del INTEC

En su notificación oficial, la agencia acreditadora internacional que tiene su sede en Kansas, Estados Unidos, indica que la Escuela de Negocios del INTEC cumplió con sus nueve estándares de acreditación que apuntan al aseguramiento de la calidad en cuanto a: evaluación de aprendizajes, planificación estratégica, planes de estudio, docentes, actividades académicas y profesionales, recursos para la enseñanza, relaciones internas y externas, educación en negocios internacionales e innovación educativa. La escuela acreditó cuatro programas de grado y siete de postgrado.

“Adicionalmente, el INTEC ha demostrado un compromiso con la mejora continua, la excelencia en la educación en negocios y la promoción de la calidad académica de sus programas y operaciones en negocios”, especifica la IACBE en un comunicado de prensa.

La decisión fue tomada por la Junta de Comisionados en la reunión sostenida en Orlando, Florida, en el mes de diciembre pasado. El INTEC será públicamente reconocido por alcanzar esta acreditación durante la Conferencia y Asamblea Anual de la IACBE, que se realizará el 7 de abril en la ciudad de Memphis, Tennessee, Estados Unidos.

La acreditación que recibió la Escuela de Negocios del INTEC fue otorgada sin notas u observaciones “lo cual es una rara ocurrencia, por lo que felicitamos al personal docente y administrativo de su Área de Negocios”, expresa Kerry Calnan, presidente de la Junta de Comisionados de la IACBE, en una carta dirigida al profesor Oliver Cruz, coordinador del proceso de acreditación.

Percepción del alza de precios es nacional

Un alta proporción de los consumidores percibe que los precios de los productos han aumentado significativamente y seguirán en aumento, de acuerdo con el Índice General de Confianza del Consumidor 2015, una encuesta que realiza la Escuela de Negocios del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC). El 91.5% de los encuestados opina que los precios están en franco ascenso.

Según la investigación, para la que se entrevistaron a 1,270 personas a nivel nacional, los consumidores de las regiones Metro y Este son más optimistas que los de las regiones Norte y Sur, pues sus expectativas de mejoría para 2016 son más altas. Las expectativas futuras de consumo y de percepción positiva de lo futuro, superan las mismas mediciones para los mismos indicadores medidos en tiempo presente.

Los consumidores que más confianza demostraron a futuro fueron aquellos que disponen de energía eléctrica constante y tienen una estabilidad laboral. Otro de los datos es que el 64% de los consumidores no cree que va a mejorar su condición de empleo en los próximos meses.

De acuerdo con Oliver Cruz, investigador principal y coordinador de la carrera de Mercadeo del INTEC, el IGCC permite inferir que se espera una alta temporada de compras de dispositivos móviles en el corto plazo, mientras que puede ocurrir lo contrario con las viviendas, considerando que el índice relacionado a la compra de estos inmuebles es el segundo más bajo.

Cruz indicó que “la demanda de productos y servicios está altamente influenciada por la percepción de confianza del consumidor tanto con la situación económica del país como con la personal”.

La Escuela de Negocios del INTEC realiza este monitoreo periódico de este indicador económico como una forma de poner la información a la disposición de las empresas y sectores interesados. La última encuesta se realizó en abril de 2012.

Hasta el momento se han hecho siete estudios del Índice General de Confianza del Consumidor: septiembre de 2008, abril de 2009, diciembre de 2009, diciembre de 2010, julio de 2011 y abril de 2012.

Interpretación

La interpretación del Índice de Confianza del Consumidor o ICC se basa en que puntuaciones mayores a 50.0 puntos pronostican crecimiento económico por la mejora en la percepción sobre la actividad económica, mientras que los índices menores a 50 puntos permiten estimar un decrecimiento debido al pesimismo del consumidor. Un incremento de un período a otro significa una mejora en la percepción sobre la actividad económica, lo que podría anticipar un crecimiento en el consumo familiar superior al período anterior evaluado.

Un decrecimiento de un estudio a otro quiere decir que la percepción sobre la actividad económica es inferior por lo que se puede esperar una tasa de crecimiento del consumo familiar inferior a la que se anticipaba para el período. Un comportamiento neutro de un estudio a otro supone una tasa de crecimiento del consumo familiar similar al período anterior.

El ICC calculado para el 2015 es de 47.88 vs. 51.50 registrado en 2012. Las personas de ingresos mayores a RD$50,000 registran el mayor índice con 54.84 y los de 18-24 años 52.07. De hecho, se comprobó estadísticamente que una edad joven y altos ingresos provocan un ICC mayor, dadas sus particulares necesidades de consumo.

La data del estudio está disponible para consulta en línea a través de la plataforma Tableau Public a través del enlace:

https://public.tableau.com/profile/instituto.tecnologico.de.santo.domingo#!/

INTEC presenta resultados de 33 investigaciones sobre negocios

La Escuela de Negocios del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC) celebró su Segundo Congreso Anual de Negocios y Economía (CANE 2015) en el que se presentaron los resultados de 33 investigaciones realizadas por sus profesores durante el año 2015.

Durante el Segundo Congreso Anual de Negocios y Economía (CANE 2015) académicos presentaron los resultados de estudios sobre comercio internacional, minería, política y empleo y mercado de valores

Los estudios abordan temas de comercio internacional, precios al consumo, política y empleo, migraciones internacionales, mercado de valores, negocios familiares y redes, gerencia, emprendimiento, inversión, exportaciones y comercio internacional, entre otras áreas.

El congreso fue inaugurado este 8 de diciembre con un cóctel en que fue presentado el estudio Índice de Confianza del Consumidor (ICC), un indicador que mide la percepción de los consumidores en relación a la situación económica del hogar, situación económica del país, comportamiento de precios de productos y servicios, disponibilidad de empleo, entre otros factores. La presentación estuvo a cargo del profesor Oliver Cruz.

Las actividades del CANE 2015 continuaron el 9 de diciembre con la presentación de otros 32 estudios en cuatro salones simultáneos de la universidad en horario de 8:30 A.M. a 5:30 P.M.

“El congreso es un espacio de actualización sobre temas de negocios y economía, que tiene el objetivo de profundizar y difundir conocimientos y experiencias y fortalecer los lazos de cooperación y coordinación en las esferas de la investigación, docencia y extensión con entidades y asociaciones universitarias, empresariales, gubernamentales, cívicas e internacionales”, expuso el decano del Área de Negocios Diómedes Christopher.

Algunas de las investigaciones presentadas durante el Congreso son: “El mercado secundario extrabursátil (OTC) de títulos de deudas de oferta pública en RD”, a cargo del profesor Luis Torres; “Competencias gerenciales para un profesional competitivo: enfoque de mercado de RD”, por la profesora Tania Guenen; “Impacto de la educación inicial sobre la probabilidad de abandono escolar en RD”, a cargo de Jaime Aristy Escuder.

También “Desempeño comercial de República Dominicana: 15 años del comportamiento exportador” a cargo de Pavel Isa Contreras; “Política de empleo y salario juvenil en RD” por Franklin Vázquez y “Evaluación de las preferencias regionales en el marco del Acuerdo de Asociación Económica”, que será presentada por la profesora Patricia Céspedes.

25 de noviembre: Día Internacional de la No Violencia contra las Mujeres

La coordinadora general del Centro de Estudios de Género del INTEC (CEG-INTEC), Lourdes Contreras, afirmó que la violencia no disminuye ni se erradica con enunciados sino que reclama el concierto de voluntades políticas, estructuradas en un sistema de atención integral.

Al conmemorarse este 25 de noviembre el Día Internacional de la No Violencia contra las Mujeres, el CEG-INTEC emitió un mensaje en que alerta nueva vez a la sociedad dominicana sobre las características y dimensiones de este problema social. El documento critica el hecho de que en República Dominicana siga sin estructurarse de manera formal un sistema de atención integral, capaz de concentrar esfuerzos en prevención y detección temprana, y que se mantenga la fragmentación de la respuesta nacional ante los casos.

Para salvar vidas de mujeres se requiere trascender la retórica

Al conmemorarse este 25 de noviembre el Día Internacional de la No Violencia contra las Mujeres, el Centro de Estudios de Género del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (CEG-INTEC) alerta nueva vez a la sociedad dominicana sobre las características y dimensiones de este problema social y el hecho de que sigue sin estructurarse de manera formal un sistema de atención integral, capaz de concentrar esfuerzos en prevención y detección temprana, y se mantiene la fragmentación de la respuesta nacional.

A propósito de la fecha, 55 aniversario del asesinato de las hermanas Patria, Minerva y María Teresa Mirabal,  compartimos nuestra preocupación en el sentido de que 18 años después de que la violencia contra las mujeres e intrafamiliar fuera declarado delito, a través de la Ley 24-97, y que se formulara una propuesta de modelo de atención interinstitucional e intersectorial,  aún el país no se implementa una política coherente para la atención a este problema social que afecta 1 de cada 5 hogares, y que en los últimos 10 años ha cobrado la vida de unas 2085 mujeres, manteniéndose la alarmante cifra de cerca de 200 casos por año.

Si bien se concretizan procesos importantes como la Estrategia de Fortalecimiento de la Respuesta en el Sistema Nacional de Salud, se mantiene el fuerte retraso frente a la prevención y detección temprana en el sistema educativo, es todavía muy limitado el trabajo de atención a los hombres agresores, y se mantiene en 16 el número de Unidades Integrales de las Fiscalías en provincias y municipios.

Para este año, hasta mediados de noviembre, los medios de prensa ya han contabilizado 149 casos de feminicidios, -entre íntimos y no íntimos-. Estas vergonzosas estadísticas nos colocan según el Observatorio Regional de CEPAL como el tercer país  de la región con más alto número de feminicidios durante  el pasado año, lo que junto a la falta de acceso a la justicia  para los miles de denuncias que se acumulan, permite señalar que la violencia de género constituye  otro de los patrones de impunidad que caracterizan a la justicia dominicana.

Todo lo anterior es evidencia de que en el país este problema no ha sido asumido como cuestión de interés para el gobierno dominicano. De ahí que nos preguntamos, ¿qué es necesario que suceda en la República Dominicana para que este problema sea declarado como prioritario?

De ahí que el reclamo de políticas integrales para atender la violencia que expresan miles de mujeres en el país es asumido por este CEG-INTEC con el convencimiento de que la violencia no disminuye ni se erradica con enunciados sino que reclama el concierto de voluntades políticas, estructuradas en un sistema de atención que debe tener el marco legal que le sustente, definido en el proyecto de Ley que crea el sistema integrado, y que, desde hacer tres años, espera por la aprobación del Congreso de la República.