Monthly Archives: marzo 2016

Descubren 200 nuevos asentamientos indígenas en República Dominicana

 

Más de 200 asentamientos indígenas han sido localizados en el norte y noroeste de República Dominicana, a partir de un estudio internacional que sigue la ruta que originalmente recorrió Cristóbal Colón en 1494 para internarse por primera vez en el corazón de la isla Española.

La investigación, auspiciadapor la Unión Europea a través del proyecto “Nexus 1492, Encuentros del Caribe con un Mundo Globalizado”, intenta arrojar también nuevas luces para comprender la interacción entre la diversidad de comunidades indígenas que poblaron la región antes de la llegada de los europeos (siglos XIII y XV) y las transformaciones culturales y sociales que sufrieron.

El estudio, que es dirigido por científicos de la Universidad de Leiden y de la Universidad Libre de Amsterdam, en Holanda, tiene como contraparte nacional a expertos del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC) así  como del Museo del Hombre Dominicano, el Ministerio de Cultura y el Ministerio de Educación.

Además de los 200 asentamientos, el estudio ha permitido profundizar en la distribución de las aldeas indígenas, antes y durante el periodo de contacto hasta ahora poco conocida, y que se caracterizan por plataformas, muros de tierra y montículos que evidencian múltiples actividades respecto al medio ambiente en el que se vivió en esos lugares.

“Pensamos que debemos mostrar al mundo que las redes de los indígenas, la vida de los indígenas, fue muy importante para el proceso de colonización europeo”, explica la directora del proyecto, la doctora Corinne Hofman, profesora de arqueología caribeña y decana de la Facultad de Arqueología de la Universidad de Leiden.

La migración precolombina, el intercambio y la interacción son tres factores que han aflorado a través del proyecto “Nexus 1492”, que involucra a alrededor de 50 investigadores en diferentes disciplinas (arqueólogos, expertos en ciencias naturales y sociales, en informática y en patrimonio, entre otros) y de diversos países europeos, además de República Dominicana, Haití, Cuba, Guadalupe, Dominica, Grenada, St. Kitts, St. Vincent, Saba, Venezuela y Brasil. La investigación culmina en 2019.

El Grupo de Investigación del Caribe de Nexus 1492 se ha convertido en el mayor proyecto de investigación académica que se enfoca en el patrimonio indígena de la región, de acuerdo con Hofman y los investigadores principales, los profesores Gareth Davies, de la Universidad Libre de Amsterdam, y Ulrik Brandes, de la Universidad de Konstanz, Alemania.

“Nunca se había hecho un estudio macro de la región”, dice el doctor Jorge Ulloa, arqueólogo investigador del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC) y encargado del Departamento de Arqueología del Museo del Hombre Dominicano (MHD), que también participa en el estudio.

El proyecto inició en 2013 y ha recibido financiamiento del Consejo Europeo de Investigación del Séptimo Programa Marco de la Unión Europea.

Ulloa explicó que la investigación, en lo concerniente a República Dominicana, abarca una superficie de unos 7,320.7 kilómetros cuadrados en las provincias de Montecristi, Puerto Plata, Valverde y Santiago, entre la región conocida desde antes de la llegada de los europeos como Cibao, y la cordillera Septentrional, una cadena de montañas que corre paralela a la costa norte del país.

Funglode, IGLOBAL y ADOPI firman acuerdo para abordar temas sobre la propiedad intelectual en la República Dominicana

La Fundación Global Democracia y Desarrollo (Funglode), el Instituto Global de Estudios en Ciencias Sociales (IGLOBAL) y La Asociación Dominicana de Propiedad Intelectual (ADOPI) firmaron este jueves 3 un acuerdo de colaboración interinstitucional con el fin de trabajar temas relativos a la propiedad intelectual en la República Dominicana.

El convenio fue rubricado por Marco Herrera, director ejecutivo de Funglode; Marcos Villamán, rector del IGLOBAL, y Wallis Pons, presidenta de ADOPI.

Herrera dijo que este acuerdo sirve como puente para crear una agenda de trabajo en torno a “un tema tan importante como la propiedad intelectual”.

Villamán sostuvo que el convenio representa un esfuerzo de colaboración muy importante para las instituciones que lo firman y para el país.

Pons agradeció a Funglode y al IGLOBAL la oportunidad de trabajar juntos por el estudio, la difusión y promoción del respeto de los derechos de propiedad intelectual. Destacó que ese es uno de los objetivos de la institución que preside.

Ana Carolina Blanco Haché, editora del Anuario Dominicano de Propiedad Intelectual (Anudopi), coordinó la firma del acuerdo y resaltó previo a la firma del convenio que mediante este, ADOPI se compromete en participar en las ediciones de la publicación.

Las instituciones han convenido organizar conjuntamente actividades de colaboración y capacitación, en apoyo al desarrollo del sector nacional y a la efectiva implementación, administración y aprovechamiento de los tratados internacionales suscritos, en beneficio del país.

Mujer dominicana enfrenta brechas para disfrute de sus derechos

 

En la República Dominicana persisten brechas de género en el ejercicio de los derechos humanos que limitan el acceso de las mujeres a participar en igualdad de condiciones en la toma de decisiones, a tener ingresos justos y a ejercer de forma plena sus derechos sexuales y reproductivos.

 

El Centro de Estudios de Género del INTEC propone una encuesta nacional sobre el uso del tiempo de las personas, para determinar el tiempo de trabajo remunerado y no remunerado según la condición de género

 

Tales limitaciones repercuten en el desarrollo económico sostenible y social del país, y en la consolidación de la democracia representativa y participativa, advierte el Centro de Estudios de Género del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (CEG-INTEC) en un documento presentado en una conferencia de prensa, a propósito de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer.

El análisis, titulado «Brechas de género: entre el dicho y el hecho de la autonomía de las mujeres en la RD», revisa los principales problemas que resultan de las desigualdades entre hombres y mujeres, con estadísticas actualizadas. Agrupa los avances y retrocesos de la autonomía de la mujer en tres ámbitos: económico, físico (salud y violencia) y en la toma de decisiones.

La presentación del documento estuvo a cargo de Lourdes Contreras y Desirée del Rosario, coordinadora general y coordinadora académica del CEG-INTEC, respectivamente; José Feliz Marrero, vicerrector académico y Elsa Alcántara, decana del Área de Ciencias Sociales y Humanidades de la academia.

Durante el encuentro, Contreras precisó que la política pública en el país debe tener en cuenta las tareas de cuidado culturalmente asignadas a las mujeres, y que  exigen de éstas un alto porcentaje de su tiempo diario; un trabajo no pagado.

«Es necesario que el tiempo dedicado a la atención y al cuidado dentro de los hogares sea cuantificado como trabajo que genera riqueza, que forme parte de las cuentas nacionales y por tanto parte del PBI del país», afirmó Contreras.

Ante esta situación, el CEG-INTEC propuso que el Sistema Nacional de Información -SISDOM- disponga como prioridad el levantamiento de una encuesta nacional sobre uso del tiempo de las personas, para lograr conocer información sobre el tiempo de trabajo remunerado y no remunerado según la condición de género. Esto permitirá disponer datos precisos, orientadores para tomar decisiones de políticas económicas y sociales y en particular para el Sistema de la Seguridad Social, en referencia a sus diferentes regímenes.

Subraya el CEG-INTEC que contar con este tipo de información estadística podrá contribuir de manera decisiva a hacer  efectivo  el mandato constitucional establecido en su Art. 55 numeral 11 sobre el reconocimiento del “trabajo del hogar como actividad económica que crea valor agregado y produce riqueza y bienestar social, por lo que se incorporará en la formulación y ejecución de las políticas públicas y sociales”.

Economía, cuerpo y decisiones políticas

En cuanto a la autonomía económica y la pobreza, el documento señala que, a pesar de la tendencia a reducción de la proporción  de mujeres dominicanas sin ingresos propios, todavía 31 de cada 100 mujeres dependen económicamente de otras personas para su subsistencia. De igual manera, estimaciones de la CEPAL indican que el ingreso promedio de la mujer dominicana representa el 71.1% del ingreso promedio de los hombres a nivel nacional.

Sobre la autonomía física, indica que la mortalidad materna fue proyectada en 2015 a una tasa de 107.7, es decir 30 puntos porcentuales sobre el promedio de la región. La principal causa de muertes maternas se atribuye a razones obstétricas directas (71%) seguida por toxemia (22.5%), hemorragias (15%) y abortos (13%), lo que se relaciona a la penalización del aborto en todos sus causales.

La violencia también es un obstáculo para el desarrollo de las mujeres para una vida plena y de igualdad. A pesar de que se registra un considerable aumento en la cantidad de denuncias de violencia intrafamiliar, de género y por delitos sexuales (67,187 casos al 2015), llama la atención la baja cantidad de órdenes de protección emitidas (15,093), y en especial los limitados resultados de estas órdenes que en la mayoría de los casos no son efectivas, y alertan a los agresores para evadir la justicia.

Con relación a la autonomía en la toma de decisiones, el centro advierte que – a pesar de que se ha avanzado en la creación de un marco jurídico nacional a  favor de la igualdad y la equidad (Artículo 39 de la Constitución, adhesión del Estado dominicano a las Conferencias Mundiales de la Mujer, y regionales de la mujer de CEPAL, las convenciones sobre derechos humanos, objetivos de desarrollo del milenio, entre otros) – existe una amplia brecha en la participación de las mujeres en los cargos de toma de decisiones en los distintos poderes del Estado con relación a los hombres.

El documento refiere al fortalecimiento del sujeto social MUJERES como movimiento consciente que reclama ejercicio de derechos y se posiciona frente a las instancias con responsabilidad para la garantía y respeto de los mismos, y a dos retos básicos del Estado dominicano frente a las desigualdades e inequidades de género: 1) el logro de los indicadores de género de la Estrategia Nacional de Desarrollo -END-, en tanto responsabilidad de todas las sectoriales del gobierno central y 2) la adecuación del marco legal de las políticas de género, a fin de mejorar la calidad de la atención a la maternidad libre y segura, la sexualidad sana y placentera y una vida libre de violencia, todo lo cual se halla dentro de la agenda inconclusa en el  Congreso Nacional.