13 octubre, 2015

La psicóloga Clínica y de la Salud Maricécili Mora Ramis afirmó ayer que los casos de suicidios e intentos de suicidio que se han registrado durante las últimas semanas evidencian la necesidad de facilitar a la población el acceso a servicios de salud mental de calidad.

La psicóloga Clínica y de la Salud Maricécili Mora Ramis, profesora del INTEC, abogó porque el Estado aumente su inversión en materia de Salud Mental

Mora Ramis sostuvo que una persona de escasos recursos tiene pocas opciones para atender un problema de salud mental, ya que son pocos los centros públicos ofrecen ese servicio. Indicó que hay pocos psicólogos en el sistema nacional de salud y la práctica privada suele ser muy costosa.

“Ojalá que este debate, a partir de los casos de suicidio recientes, sirva para que tanto el Ministerio de Salud Pública como las organizaciones sociales atendamos preventivamente este drama humano”, indicó la especialista en Medicina Psicosomática, Psicodiagnóstico y Psicopatología, Trastornos de Alimentación y Psicoterapia.

La también experta en mediación de conflictos y profesora de la carrera de Psicología del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC) expresó que la difusión de estos casos en los medios de comunicación contribuyen a su aumento. “La difusión en los medios puede precipitar la decisión de una persona que atraviese un periodo depresivo a quitarse la vida”, subrayó.

Atribuyó la escogencia de espacios cada vez más públicos a la necesidad de las personas de tener testigos de su sufrimiento, que se combina con la creciente tendencia postmoderna a compartir todo lo que ocurre en nuestra vida privada a través de las redes sociales, reality shows y otros medios.

Sobre cómo asistir a un potencial suicida, Mora Ramis apuntó que uno de los más grandes mitos sobre los potenciales suicidas es que no lo avisan. Por el contrario, dijo, las personas que terminan cometiendo un suicidio atraviesan varios intentos fallidos y, a menudo, lo comunican a las personas de su alrededor, que suelen no creerles.

A una persona con tendencia suicida se le nota mal, enfrentando un problema de cualquier índole que le agobia y al que no le ve ninguna solución, “si escuchamos a alguien que aparenta estar agobiado expresar alguna intención suicida, debemos hacer un operativo de emergencia”, manifestó la especialista.

Informó que aunque el país no cuenta con estudios que ofrezcan estadísticas fiables sobre los suicidios, existe la percepción entre los especialistas de salud mental de que se trata de una tendencia en ascenso y de que en el país se suicidan más hombres que mujeres.

Puntualizó que los hombres suicidas suelen emplear medios violentos como armas de fuego y sus causas suelen ser económicas, en tanto que las mujeres utilizan medios más pasivos como el consumo de fármacos que induzcan el suicidio.

Diversos sectores han expresado preocupación por los recientes casos de suicidios en espacios públicos registrados en la Capital durante las últimas semanas. Se recuerda que una joven con cinco meses de embarazo que se lanzó desde el puente peatonal ubicado en la intersección de las avenidas 27 de febrero con Máximo Gómez el 26 de agosto pasado; un arquitecto se quitó la vida en los baños de la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (OISOE) el 25 de septiembre; el 4 de octubre un hombre de 34 años se lanzó del cuarto piso de un centro comercial y el 7 de octubre un hombre de 43 años de lanzó del edificio Juan Pablo Duarte, conocido como “El Huacal”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *